FENG SHUI EN CASA

266

Al hablar de Feng Shui, nos viene a la cabeza una decoración oriental, pero no tiene que ver con un estilo. En realidad, es una filosofía. El Feng Shui se basa en encontrar el equilibrio o armonía y aportar energías positivas a los lugares en los que vivimos; si cuidas de tu casa, tu casa cuidará de ti. Por ello, cuidar la decoración de nuestra casa y sobre todo hacerlo de manera equilibrada es fundamental.

La decoración de una casa tiene puntos clave para el Feng Shui: la entrada, el salón y los dormitorios son los más importantes. Una cuidada decoración en estas tres estancias influirá en tu bienestar. Por lo tanto, vamos a daros ideas para decorar vuestra casa según el Feng Shui.

La entrada

El hall, que es la puerta a nuestro hogar, debe dar la sensación de espacio y luminosidad; por eso, a la hora de decorarlo, elegiremos un color claro como es el blanco, el gris, etc. La luz en el hall es imprescindible, si no es natural, nos ayudaremos de una buena lámpara de techo o sobremesa. Decóralo con cosas que te transmitan positividad como flores, fotos… y algún elemento de agua (pues atraen la buena fortuna). Los espejos que tanto se colocan enfrente de la puerta de entrada en el Feng Shui están totalmente prohibidos, pues la energía rebota y se escapa. Los elementos de decoración hechos con materiales naturales como las cestas de mimbre irán muy bien para decorar nuestra entrada, dándole un tono natural y a la vez útil, para no tener nada de por medio.

La entrada de la casa

 

El salón

El salón es otro de los lugares clave del Feng Shui de nuestro hogar; pues la energía aquí entra, sale, se activa, se relaja... y es donde pasamos más horas al día.

La luz natural,  la buena ventilación así como poner plantas naturales serán la base del Feng Shui. La ubicación del salón también es importante en este tipo de decoración, siendo la izquierda de la entrada la situación más óptima para colocar nuestro salón. Como pasa con el hall, los colores claros en las paredes son vitales para que aporten claridad y limpieza; eso sí, podrás añadir notas de color en los cojines o en algún accesorio, para darle a la filosofía del Feng Shui tu propio toque.

Siguiendo las normas no escritas del Feng Shui, el sofá nunca podrá estar de espaldas a la puerta de entrada, por lo que la opción de ponerlo en forma de L apoyado contra dos paredes será la ubicación más óptima. Desde él debemos visualizar todo nuestro salón, así la energía fluirá adecuadamente; las esquinas de los muebles si son redondeadas mejor, para que contribuya a ese entorno orgánico y fluído.

Los materiales que se recomiendan en esta filosofía oriental son la madera y los tejidos naturales, pues el contacto con la naturaleza es fundamental.

El salón Feng Shui

 

 

Dormitorios

Según la cultura oriental de la decoración, los dormitorios han de invitar al descanso y a la relajación, y esto lo podremos lograr con colores sutiles y materiales nobles. Si incluyes un rincón para la lectura o para el relax harás del dormitorio un lugar para una experiencia completa. El Feng Shui también sugiere incluir un difusor de esencias para que aporte un toque de aromaterapia, activando otro de nuestros sentidos, y nunca estará de más para crear un buen ambiente.

El dormitorio de la casa

Cocina y baño

En la cocina los colores más apropiados para pintar las paredes de acuerdo con los principios del Feng Shui, son los neutros, como el blanco, el crema, el gris, comentados anteriormente, que promueven la calidez y la tranquilidad.

El orden y la limpieza son esenciales e imprescindibles para mantener el equilibrio y la armonía, tanto en la cocina como en el resto de la casa. Una casa limpia y ordenada invita a sentirse bien, y a disfrutar cuando llegamos a ella, pues es nuestra burbuja de confort.

Esta filosofía oriental aconseja no tener demasiados objetos a la vista para no cargar la estancia, los objetos que suelas utilizar habitualmente y nada más. Los fruteros, muy presentes en la cultura oriental, son esenciales para aportar elementos naturales que carguen de energía nuestra cocina.

En el baño, a la hora de elegir las tonalidades, decántate por los tonos pastel, preferiblemente colores como el azul, verde, rosa, salmón o naranja. Un espejo no puede faltar, y accesorios como las velas, un difusor de aceites esenciales etc.

Para diseñar y decorar nuestra casa en base al Feng Shui, es fundamental incorporar, tanto en la cocina, como en el baño y en el resto de la casa, plantas naturales.

Baño y cocina de uan casa feng shui

 

Orden y limpieza

Hacemos incapié en este apartado, tanto si decides organizar tu casa siguiendo la filosofía Feng Shui como si no. Hacer una limpieza para deshacerte de lo que no necesitas y quitar las cosas inútiles será el primer paso para que la energía fluya adecuadamente. Los trastos que estén por medio quítalos, pues este es un punto básico e indispensable. Nuestro hogar tiene que transmitir tranquilidad, por lo tanto el orden es fundamental y una buena limpieza.

Aplica la decoración Feng Shui a tu hogar y ¡que qué no se te escape ni un ápice de energía!