COMO ILUMINAR UN SALÓN

1300

¿Una iluminación uniforme o definida por zonas? Esa es la primera pregunta que debes responder a la hora de pensar cómo iluminar tu salón.

Todo depende de la función que le quieras dar a cada parte del salón. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el salón es mucho más que el sofá y el televisor. Normalmente es el espacio más usado y sirve para casi todo; para leer, trabajar con el portátil, para comer…por lo tanto la iluminación del salón será clave para darle a cada espacio su funcionalidad.

Como vamos a ver a lo largo de este post, la luz no tiene secretos, solo tenemos que tener claros algunos conceptos y adecuar la iluminación de la habitación a nuestras necesidades.

A continuación resolvemos todas tus dudas y te ayudaremos a acertar con la iluminación de tu salón.

iluminación salón

 

Piensa que uso le das a cada estancia de tu salón…

Y acertarás a la hora de iluminarlo. A continuación iremos describiendo cada parte del salón con su correspondiente iluminación, sin olvidar que la mejor opción es que las lámparas sean en la mayoría de los casos regulables, así podremos reducir o intensificar la luz, dependiendo de la necesidad y de la luz natural que tengamos durante el día.

-      Si lo usas principalmente para ver la tele, debes elegir una iluminación indirecta y suave, porque si hay mucha contaminación lumínica no verás bien el televisor. Es el uso principal que le damos al salón, por lo tanto, una buena iluminación es imprescindible.

iluminación zona televisión

 

-      Para leer en el sofá utilizaremos una lámpara de apoyo; colocaremos una lámpara de sobremesa en una mesa auxiliar junto al sofá o una de pie y además de iluminar, decorarás.

Es recomendable que sea de led o de bajo consumo 40-50W. Elige una luz cálida, pues es más cómoda para la vista a la hora de leer, mientras que una luz fría, refleja más.

iluminación zona lectura

-      En un salón no suele faltar la zona del comedor, donde utilizaremos una lámpara de techo para conseguir una iluminación del comedor distribuida, de tal manera que toda la superficie quedará iluminada de modo uniforme.

 

Si la mesa de comedor es larga, tendremos que poner más de una lámpara para conseguir esa iluminación uniforme.

iluminación zona comedor

 

-      Si quieres iluminar pequeños rincones, como las estanterías o librerías destacaremos los libros u objetos de decoración que tenemos. Suele ser uno de los rincones que olvidamos incluir cuando diseñamos la iluminación del salón, pero con una tira de leds en cada balda o un foco de intensidad baja por cada cuerpo de librería veremos cómo gana muchísimo.

iluminación estanterías

Haz una buena elección de lámparas

Es muy importante colocar distintas lámparas en el salón, pero la elección de los tipos de lámparas en función de su luminosidad, y no solo por su estética y diseño, es aún mayor. Según sea el color de la tulipa o la forma que ésta tenga, así será también la luz que proyecte.

El estilo también es muy importante, para poder crear un buen ambiente en nuestro salón.

- Mezcla estilos; desde lámparas modernas a más clásicas. Crea un estilo diferente para cada espacio, eso lo conseguirás sin repetir las lámparas, y eligiendo diferentes elementos luminosos.

El estilo natural está muy de moda, por lo tanto, añade una lámpara en este estilo; que destaca por estar hecha de tejidos naturales como el ratán. No tengas miedo a mezclar estilos diferentes, esto dará carácter a tú salón y diferenciará mejor cada espacio y su utilidad.

lámparas

Luz natural

No te olvides de la luz del sol, que como no, es otra forma de iluminar un salón. De hecho, es uno de los elementos de iluminación más importantes cuando definimos la iluminación de una estancia. Es por ello por lo que tener amplios ventanales en el salón ayuda a conseguir una iluminación más natural.

Durante el día tu salón se llenará de luz, para ello utiliza cortinas finas que mantendrán la intimidad, pero dejando que la luz llene de vida tu hogar. Además, el material que elijas para las cortinas te ayudará a regular la temperatura: elige unas más tupidas para no dejar entrar el frío en invierno y otras más finas en verano para que el sol ilumine tu salón.

luz natural

 

Como has podido comprobar, una buena iluminación en tú salón como en toda la casa es imprescindible, para tener una vida saludable ya que afecta a nuestro estado de ánimo y percepción de nuestro entorno.

Una casa bien iluminada hace que nuestro mobiliario y complementos destaquen y luzcan. Pero también nos hace estar más a gusto al percibir bien nuestro alrededor, y los días de sol éste lucirá y nos llenará de vida. La baja iluminación a largo plazo influye en nuestro estado de ánimo y energía, ¡tenlo en cuenta!